Telefónica
Banco Hipotecario
Quieroayudar
Fundación Huerta Niño
Instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresaria.
Fundacion Temas
Greenpeace Argentina
Octubre 2008
ENVIAR A UN AMIGO Cerrar
Destinatario:

Remitente:


Enviarme una copia
ENVIAR A UN AMIGO Cerrar

Responsabilidad en la “industria” de la RC

El mundo de la Responsabilidad Corporativa se encuentra en pleno desarrollo. Ahora, ¿los que trabajamos dentro de este mundo, somos todo lo responsable que deberíamos ser?

Mercedes Occhi Ducote*

Tienen la palabra

Cuando pensamos en todo lo que ha generado esta “industria” de la Responsabilidad Corporativa (RC), vemos que las agendas están colmadas de eventos de todo tipo y en todo sector: Gobierno, sociedad civil y por supuesto, empresas. Se debate cómo mejorar el comportamiento responsable de las empresas y cuál es la mejor manera de integrarlo a su gestión. Se las premia por ello. Los medios de comunicación se especializan en RC. Se enseña RC en universidades, crece la doctrina internacional y hasta tenemos varios casos de estudio (o el Business Case de la RC). Este mundo de RC crece, avanza. Pero, ¿los que trabajamos dentro de este mundo, somos todo lo responsable que debiéramos ser?

El ámbito de la RC es absolutamente dinámico. Permanentemente surge un gran caudal de información, se actualizan estándares y normas que guían y ayudan a las empresas a integrar la responsabilidad en la gestión de su negocio.

Se mejoran las prácticas y los modelos de gestión de la RC, incluso, estas herramientas y mecanismos se vuelven cada vez más sofisticados a medida que pasan los años, y requieren de un trabajo exhaustivo para analizar cómo llevarlas a la práctica, y cómo detectar oportunidades de mejora para agregar valor a la estrategia empresarial.

Este flujo de nuevos conocimientos combinado con las agendas cargadas de las empresas, lleva al sector privado a buscar este conocimiento técnico y específico en las organizaciones especializadas. La tercerización de servicios en general es una práctica instalada en las empresas, y la asesoría en temas de Responsabilidad Corporativa no es la excepción.

Mercedes Occhi Ducote
“Lamentablemente, el crecimiento de esta “industria” fue acompañado también de aquellos que trabajan y viven de la RC pero que no practican lo que “predican”. Así como en toda industria y rubro hay excelentes profesionales, y personas responsables y éticas, también encontramos que otros aún tienen mucho para hacer.”

Estos servicios de apoyo muchas veces son de gran utilidad tanto para las empresas que quieren iniciarse en el camino de la Responsabilidad Corporativa como para aquellas que buscan seguir evolucionando hacia la mejora continua en el desarrollo sustentable del negocio. Este apoyo también es valorado tanto por aquellas empresas que cuentan con recursos propios dedicados exclusivamente a estos temas, contando en muchos casos con un equipo de trabajo interno, como por aquellas empresas donde los encargados de coordinar la implementación de prácticas responsables no desempeñan únicamente esta tarea. El tipo de servicio solicitado dependerá entonces de la situación actual dentro de la empresa, teniendo en cuenta el grado de desarrollo de la Responsabilidad Corporativa y los recursos internos para gestionar estos temas.

Apoyo externo

Ante este contexto, gradualmente surgen permanentemente organizaciones que brindan asesoría en Responsabilidad Corporativa. Si bien actualmente no son muchas las organizaciones que proveen servicios en estos temas en Argentina, el mercado ofrece una gran variedad en cuanto al tipo de organización, que abarca desde organizaciones sin fines de lucro hasta auditoras internacionales, pasando por consultores independientes, organizaciones privadas, instituciones académicas, y cámaras y asociaciones empresariales.

Debido a que la Responsabilidad Corporativa es amplia e interdisciplinaria, las organizaciones se especializan en diferentes aspectos y campos de acción para asesorar a las empresas. Por ejemplo, inicialmente gran parte de las organizaciones sin fines de lucro comenzaron a trabajar con el sector privado en los temas relacionados con la comunidad; las consultoras privadas se enfocaron en la estrategia de los negocios y la gestión ligada a la sustentabilidad; mientras que las auditoras comenzaron trabajando en la verificación de los Reportes de RC, práctica cada vez más demandada por diferentes públicos. Actualmente, a pesar de estos ejes más específicos de trabajo, las organizaciones están ampliando sus servicios y ámbitos de actuación conforme a la evolución de la demanda del sector privado.

Lo importante es que ante todo, quienes “guiamos” a otros hacia el camino de la mejora continua en sus desempeño responsable , nos manejemos con altos niveles de integridad, incorporando permanentemente conocimiento en el tema, y sobre todo seamos ejemplo de responsabilidad en nuestra conducta cotidiana.

Y es tan amplio el abanico de posibilidades con que cuentan las empresas a la hora de elegir en quién tercerizar los servicios relacionados a la Responsabilidad Corporativa o dónde solicitar apoyo para proyectos específicos, que deberían tomar en cuenta algunos criterios a la hora de definir el trabajo con un especialista en estos temas. Hacer un “análisis previo” que los conduzca al lugar correcto que de respuestas útiles y reales a sus necesidades.

Lamentablemente, el crecimiento de esta “industria” fue acompañado también de aquellos que trabajan y viven de la RC pero que no practican lo que “predican”. Así como en toda industria y rubro hay excelentes profesionales, y personas responsables y éticas, también encontramos que otros aún tienen mucho para hacer a fin de estar al nivel que se espera de ellos, especialmente si trabajan en cuestiones de Responsabilidad Corporativa.

A continuación algunos consejos para el buen armado de un trabajo de RC con ayuda externa:

  • Identificar las necesidades concretas de la empresa y del proyecto a encarar.
  • Analizar la magnitud y el alcance del proyecto, y los tiempos de la empresa.
  • Considerar los recursos propios con los que se cuenta para el proyecto.
  • Hacer un mapeo de proveedores posibles a contratar, en función de los tres items anteriores.
  • Analizar la trayectoria y la experiencia práctica de los posibles proveedores.
  • Pedir referencia a otras empresas y a organizaciones aliadas que hayan trabajado en proyectos similares.
  • Chequear la información presentada por el proveedor en evaluación (clientes, alianzas, etc).

Lo importante es generar alianzas de trabajo constructivas que permitan desarrollar el negocio generando un impacto positivo en la sociedad en su conjunto, minimizando el impacto negativo de las actividades. También debería surgir un espacio en que las organizaciones que trabajan los temas de Responsabilidad Corporativa compartan sus experiencias y aprendizajes, y encuentren a su vez lugar para articularse y trabajar de fondo las problemáticas, desafíos y oportunidades que nos brinda el desarrollo sustentable a nivel nacional, regional e internacional.

Lo importante es que ante todo, quienes “guiamos” a otros hacia el camino de la mejora continua en sus desempeño responsable , nos manejemos con altos niveles de integridad, incorporando permanentemente conocimiento en el tema, y sobre todo seamos ejemplo de responsabilidad en nuestra conducta cotidiana.

* Directora Ejecutiva de ReporteSocial.com e integrante del “G3 Practitioners Network” de Global Reporting Initiative..

Banco Galicia
Gas Natural Fenosa
Santander Río
Monsanto
Encuesta sobre Gestión y Estrategia en Voluntariado Corporativo
Pauta comercial

Copyright © 2008 www.visionsustentable.com.ar - Reservados todos los derechos que marca la ley.